LAS BONDADES DE LA TECONOLOGÍA PARA LA EDUCACIÓN

Es un hecho innegable que la tecnología forma parte de la vida del hombre de hoy.

En cierto modo no sólo es útil, sino indispensable; su uso en todos los ámbitos de la vida, exige que la empleemos: ella simplifica, agiliza, perfecciona y potencia la actividad humana.

En el ámbito de la educación su influjo es notable.

La tecnología aporta a la labor educativa la inmediatez con que se puede obtener información abundante, y la simplificación significativa en el modo de procesarla.

Este aporte de la tecnología a la educación es valioso siempre y cuando las bondades que ésta le ofrecen contribuyan a que la enseñanza y el aprendizaje mejoren; es decir la “comodidad” con la que uno puede acceder a la información debe ir compensada por el esfuerzo de que instrumentos tan útiles ofrezcan un resultado de calidad.

O sea: el esfuerzo es un aspecto inapelable, no sólo en ámbito educativo.

Internet, por ejemplo ofrece información, cuya adquisición en la medida y velocidad en que hoy podemos obtenerla con unos cuantos movimientos mouse – cursor, en años precedentes hubiese tomado mucho tiempo o simplemente hubiese sido imposible acceder a ella.

El saber ya no es privilegio de unos cuantos, todos lo tenemos a mano, la diferencia estribaría en el modo cómo este saber es procesado.

Su uso va en subida, los indicadores muestran que se lee más de Internet que de cualquier otro tipo de fuente de información impresa (diarios, revistas, libros): al 100%, en el año 1993 su uso era de 0.9%; en 2003 de 13.6 % y el 2010, hace unos cuantos meses, de 38.4%. En un período de 17 años su uso ha aumentado en 29.5%: de 1993 a 2003 0,7% por año aproximadamente. De 2003 a 2010 3.5% por año. (Fuente: AIMC - Asociación para la investigación de medios de comunicación, España)

Todo indica que internet en unos años será la fuente principal, sino la única, de donde se extraiga información.

La penetración de la televisión es igual de significativa. Qué tanto ésta eduque o no, es tema aparte, pero los educadores no podemos soslayar el hecho de que la televisión invade la vida de las personas y que la educación debe contar con ella como medio para educar y también como elemento deseducador. La Televisión educativa es hoy más necesaria que nunca.

Se la puede ver como un obstáculo, o como una oportunidad clave para hacer de ella un instrumento educativo. Todo depende de qué acentuemos si lo positivo y lo negativo de ésta.

Las TIC (Tecnologías de la investigación y de la comunicación), tienen el mismo valor de instrumento como el que tenía o tiene aún en algunos sectores, la pizarra a tiza o el papelote. Es más la tecnología de ninguna manera ha anulado el empleo de la clase magistral, y mucho menos sustituye la labor del profesor: la presencialidad es un elemento esencial al proceso educativo; pero ellas tienen por característica común el fomentar el aprendizaje colaborativo, algo que por las circunstancias actuales resulta muy favorable.

El sólo escuchar genera un 5% de aprendizaje, el leer 10%, el aprender por medios audiovisuales 20%; pero el aprender no radica tanto en la técnica usada, sino en la actitud del individuo que aprende. Años atrás, sólo se escuchaba, y se aprendía; esto era posible porque a esa escucha acompañaba un trabajo interior enorme, la capacidad de retención era mayor, así lo exigía la pedagogía imperante que de hecho dio buenos frutos, de lo contrario el hombre habría empezado a aprender con la tecnología, lo que resultaría un absurdo.

Ahora bien, tomemos el ejemplo de una TIC: las wiki. Esta es una técnica que permite tener un sitio web colaborativo, el cual puede ser creado a solicitud de un profesor o por un investigador en una materia determinada. Los usuarios de una wiki pueden crear, editar o modificar el contenido del sitio web sin dificultad. La facilidad de la escritura es lo que caracteriza a este servicio convirtiéndolo en una herramienta efectiva para la creación de contenidos, conocimiento, etc., todo ello de forma colaborativa.

Esta técnica aúna: la lectura, que debe ser atenta a fin de que comprenda el avance de los otros y detecte lo que hay que modificar o añadir. Al hacer esto escribe, al escribir pone ejemplos, gráficos, etc. lo que sea necesario para hacerse entender y enriquecer el contenido. Para aportar algo a la wiki debe investigar, entender, aplicar, argumentar; argumentando ya está extrapolando y si por ahí alguien manifiesta alguna duda y encuentra quien le responda ya está enseñando.

Está técnica ha seguido los tres momentos del proceso de aprendizaje que propone la taxonomía de Bloom, que ha sido incluso retocada para la era digital.
Esta taxonomía, propone las siguientes habilidades de pensamiento de menos a más:

ADQUISICIÓN DEL CONOCIMIENTO
PROFUNDIZAR EL CONOCIMIENTO

CREACIÓN DEL CONOCIMIENTO

Veamos en paralelo el uso de una TIC con una técnica nada tecnológica:

Técnica: Wiki
  • El alumno busca información, por lo general de internet, tal vez de alguna enciclopedia, la que ha tenido previamente que comprender (Adquisición del conocimiento).
  • Para aplicar ha debido analizar si lo añadido mejora el contenido (Profundizan el conocimiento).
  • Una vez que ha llegado a una conclusión (evaluar) ha terminado por crear un documento completo: la wiki (creación del conocimiento).


Técnica: Asignación grupal escrita (años 80)

  • Los alumnos se distribuyen los temas, cada uno busca lo que le corresponde en enciclopedias, libros de texto, etc., la comprende y la redacta (Adquisición del conocimiento).
  • En algún momento se reúnen para ver si lo buscado individualmente concuerda (Profundizan el conocimiento).
  • Una vez que lo recopilado se armoniza con el todo, se presenta un documento redactado: la Asignación (Creación del conocimiento).
Como podemos apreciar una técnica que usa la tecnología en su proceso no se diferencia de una técnica en la que la tecnología no entraba para nada, porque en ese entonces su uso no era generalizado.

Las diferencias radican en el modo de obtener información, en la facilidad de procesarla, etc, aspectos anteriormente señalados; pero si en el uso de ambas técnicas no ha habido un manejo significativo del conocimiento, la diferencia entre una y otra es nulo.

Con esto no intento disminuir utilidad a las TIC, ya que su uso resulta un imperativo en esta época; sin embargo señalo que lo importante en el uso de las técnicas de aprendizaje, en la época en las que ésta se usen, es el modo como éstas de utilicen. La tecnología no produce conocimiento si detrás de ellas no hay un sujeto pensante que la maneje.

La tecnología no anula el esfuerzo, éste con él y sin ella debe estar siempre a fin de que el resultado sea óptimo.

No hay comentarios: