DECÁLOGO DEL BUEN DOCENTE

1. Ámate en la medida justa, como un alguien que tiene virtudes pero también tiene defectos; de este modo nunca te sentirás superior a tus alumnos, ni inferior a ellos, sabrás ponerte a su servicio.

2- Admite tus errores, la culpa no siempre la tiene el sistema, o la Institución Educativa.

3. Tú debes ser el cambio que quieres ver en el sistema educativo.

4. Trázate metas muy altas para ti y para tus alumnos, tal vez no logres alcanzarlas todas, pero de seguro tendrás grandes logros, hay que apuntar alto para dar en el blanco.

5. Sé perseverante en el logro de tus metas. Nunca, nunca, nunca te des por vencido.

6. Ten en tu vida un proyecto especial y orienta todas tus energías a lograrlo.

7. Pon mucha amor en tu labor docente, así despertarás en tus alumnos pasión por el saber.

8. Escucha a tus alumnos, siempre tienen algo que decir;  no los juzgues antes de tiempo. Escúchalos y encontrarán en ti un apoyo, en muchos casos tú serás su único apoyo, y te lo agradecerán por toda la vida.

9. Habla mucho con sus padres, debes conocer lo que ellos quieren para sus hijos. La educación que des a tus alumnos debe ser una prolongación de la que reciben en casa y en algunos casos tal vez la mejoren.

10. Que ellos vean en ti lo que tú exiges de ellos. Tu ejemplo les arrastrará más que tus palabras. Sé auténtico,si no lo eres ellos lo notarán, los jóvenes y niños son difíciles de engañar.





2 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias Rocio por tu documento me llena de alicientes en mi practica docente y lo tendre presente en mi salon de clases, felicidades por tu trabajo

Anónimo dijo...

Muchisimas gracias rocio me parece fabuloso y lo tomare en cuenta en mi salon de clases. Gracias