LA METODOLOGÍA DEL SILENCIO

Una de los aspectos de la enseñanza ineludible en la pedagogía actual es el uso de  didácticas adecuadas.

Por el hecho de encontrarnos en una sociedad eminentemente tecnológica  es de esperar que las didácticas sigan esa línea y por ello el uso de las TIC es hoy por hoy una obligación. 

Sin embargo los estudios de campo, como una excursión en clase de botánica; o una visita a un museo en clase de historia no dejan de ser instrumentos utilísimos.

No obstante la educación no debe centrarse únicamente en la acumulación de saberes, sino que ésta debe abarcar la persona entera, y por ello en anteriores presentaciones hemos explicado el sentido de la palabra educación como formación integral de la persona.

Vivimos, hay que reconocerlo, en un mundo poblado de ruido: TV, radio, mp3, nintendo, el ruido de la ciudad, equipos de sonido cada vez más sofisticados, etc.

Es preciso, y diría yo, urgente, revalorar el silencio como vía para el encuentro con uno mismo, con el fin de poder madurar.

La madurez indica la capacidad de seguir un proyecto personal, un conjunto de valores, una personalidad que se ha enraizado en principios guía que le impiden seguir miméticamente la corriente de la moda, actitud propia de la psicología infantil.

La madurez a su vez requiere interioridad, el encuentro con uno mismo en el silencio para escuchar lo que nuestro interior nos dice respecto a nosotros mismos; sólo con este conocimiento personal de las propias debilidades y fortalezas empezará, si se pone empeño en ello, un proceso de mejora y por ende de crecimiento.

Demos espacio al silencio, hagamos de él la didáctica más preciada.

Si queremos que nuestros educandos maduren es preciso que empiezan por una renovación del pensamiento, es decir, por un cambio en el juicio que tienen sobre sí mismos fruto del  conocimiento de sí mismos; pero este conocimiento personal no se logrará sin una buena cuota periódica de silencio.

A veces el hombre se adentra en la multitud para ahogar el clamor de su propio silencio (Rabrindanath Tagore).

La propia vacuidad lleva a muchos a aferrarse  a promesas y narcóticos, que después tienen como consecuencia un ulterior crecimiento del sentido de vacío en su interior.

Cuando se está bien con uno mismo, cuando en el silencio nuestro interior no nos grita la infelicidad en la que estamos sumergidos y  que evadimos oír con el ruido permanente, cuando callar para escucharnos se ha convertido en una actitud natural, entonces y sólo entonces se puede hablar de madurez.

Es éste el sentido de este famoso cuarteto de Lope de Vega:


A mis soledades voy,
de mis soledades vengo,
porque para andar conmigo
me bastan mis pensamientos.

Sin renovarse es imposible madurar, dar fruto. En las personas requiere interioridad y horizonte. Como los barcos, necesitamos un proyecto de viaje y un rumbo, y para trazárnoslo hemos de saber desembarazarnos del estrépito para entrar en  diálogo únicamente con nuestros pensamientos, los cuales nos deben bastar, para saber el rumbo a seguir: si el frenesí de una sociedad en la que lo central es satisfacer las necesidades más epiteliales del ser humano, o el deseo profundo del corazón que clama por valores, bondad, rectitud, mesura.

Alguien dijo que el silencio es como la noche y el dolor: nos hace descubrir mundos nuevos.

No privemos a nuestros alumnos de este maravilloso viaje, que aprendan a navegar dentro de sí mismos y descubrirán un fondo preciosísimo.


1 comentario:

Anónimo dijo...

ROCÍO SOY MAESTRA JUBILADA,tRABAJÉ PRâCTICAMENTE TODA MI VIDA CON iNICIAL 3 A 6 AÑOS,ME ESPECIALICÉ PARA TRABAJAR CON ELLOS,primero maestra de 1o. A 6o. Luego de un año de estudios estuve preparada. En ésa tarea más de 30 años,percibí todos los cambios desde la dictadura el advenimiento de la democracia y el querer estabilizarnos,pero lo que se perdió en la bajada difícil recuperarlo en el repecho. Lo último son los niños con déficit atencional,para centrarlos escuchaban con 4 años "el silencio",allí surgían preguntas yo oigo toc-toc-toc-(era su corazón)unas classe de ciencia respecto al corazón,marcar pulso en música,etc. A veces oían las personas que ayudaban a limpiar de allí valores etc,etc,NUNCA EL SILENCIO ES ABSOLUTO PORQUE ESTAMOS RODEADOS DE SERES qUE NOS AYUDAN a vivir,un día un ave entró al salón... Muy valioso tu documento Desde Uruguay ¡te felicito!