LIBERTAD Y EDUCACION

BlogalaxiaLa libertad es uno de los valores por los que hoy más se esfuerza el hombre y por el cual se muestra más vigilante. Toquemos la libertad humana y habrá una reacción de diversas proporciones, dependiendo el individuo. Pero el hecho es que la libertad, hoy mucho mas, que antes es un bien deseado y cuidado.

Una actitud de este tipo es natural, lo antinatural sería que el hombre no hiciese nada por ser libre; 

el problema en este esfuerzo por ser libres radica en la idea de libertad por 
la que nos estemos esforzando.

Existe una libertad de coacción, es decir una libertad de no hacer algo por imposición externa, lo que generalmente sucede en regímenes totalitarios; el hombre quiere ser dueño de sus acciones, es lo que en otras palabras se llama libre albedrío.

Otro tipo es la libertad física, es decir la libertad para movilizarnos. Es la libertad de la que son privadas los malhechores a fin de que no sigan haciendo el mal y para que el encierro les sirva de correctivo.

Pero la más hermosa de las libertades es la libertad moral, es decir la capacidad de hacer el bien y evitar el mal, sin mayores dificultades. Es la libertad que gozan las personas de conducta recta, lograda a golpe de grandes esfuerzos pero que al final da el resultado de la señoría sobre los actos. Como decía es el fruto de actos buenos hechos con constancia y al principio tal vez con esfuerzo, pero que poco a poco van generando una especie de hábito que facilita ese acto y el sujeto lo realiza con naturalidad. 

Es muy diferente  la libertad que pregona el HACER LO QUE ME DA LA GANA. En realidad un libertad de este tipo es una perfecta esclavitud, una esclavitud a las ganas, el sujeto hace sólo aquello que el querer le dicta pero por lo general no hará aquello que la conciencia o el obedecer le indiquen. 

por tanto es preciso tener bien claras las distinciones a fin de inculcar a nuestros alumnos lo correcto. Lo que pregona el mercado o la música bajo el título de libertad no lo es. Lo que ahora nos cuesta hacer pero que a la larga nos genera frutos duraderos y abundantes es lo que hay que cultivar.

No olvidemos: algunas se imaginan ser libres y no ven las ataduras que les aprisionan. No veamos la libertad para escoger nuestra propia esclavitud, y finalmente 

Libre es aquél que no está esclavizado por ninguna torpeza. (Marco Tulio Cicerón)

No hay comentarios: