EL INESTIMABLE MÉRITO DE LA EXPERIENCIA

BlogalaxiaResulta a veces molesto leer algunos anuncios en la sección de búsqueda de empleos  que  solicita docentes que no excedan  los 35 años, que sean dinámicos y proactivos.

En mi país tal tipo de discriminación, porque otra cosa no es, está prohibida; pero las prohibiciones son como las margaritas: están ahí, son bonitas, pero difícilmente se las escoge, dado que huelen mal, y leyes de este tipo a algunos les huele mal dado que no son compatibles con su "proyecto educativo" que por lo general tiene más de lucrativo que de deseo verdadero de educar, y la educación se convierte entonces en una marca, dentro de la cual no encajan los "pasaditos en años", quienes, siguiendo su mentalidad, empañan su modo de mostrarse al "mercado educativo", sin saber lo que se pierden con docentes de larga experiencia.

Al pedir jóvenes docentes lo que se quiere es mostrar una I.E fresca, totalmente despolvada de todo residuo que la pueda mostrar vetusta o anticuada. Es aquí donde radica su garrafal  error, pues si todo es nuevo, juvenil, lozano ¿donde queda la experiencia?

La  experiencia es un conocimiento adquirido fuera del aula, es más bien el saber que da la observación, la vivencia, la vida.

En filosofía es el llamado conocimiento a posteriori, es decir  aquel que depende de la 
experiencia. Ésta da un conocimiento no sólo del hecho sino también de las causas, de las posibles consecuencias; proporciona un actuar asertivo, tranquilidad ante los conflictos, y sobre todo EL SER PUNTO DE REFERENCIA PARA LOS MÁS JÓVENES, los cuales pueden estar bien dotados en teoría y mirar con desdén a los pasados en años, pero no saben que su teoría es nada sin la inestimable experiencia, pues para trabajar en las aulas,  muchas veces la teoría es poca, sólo la palabra experimentada darán las pautas a seguir.

LAS LECCIONES 
QUE LA VIDA NOS DEJA,
ELLAS FORMAN 
LA PRECIOSA RIQUEZA
DE NUESTRA EXPERIENCIA.


No olvides encontrarnos en http://www.facebook.com/profile.php?id=100001001698963, donde encontrarás otros artículos de educación que no son de mi autoría.  

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy triste es aún Rocio, cuando nos damos cuenta que los colegas sin experiencia, se hacen oidos sordos ante el llamado de reflexión de quienes poseen más tiempo en ejercicio. Existen quienes ante su falta de pericia pretenden gerenciar por encima de los más capaces, generando caos, frustracción y poco deseo de crecer humana y profesionalmente

R.R dijo...

Es así, como tú dices, en la sociedad del consumo lo pasado en años no sirve, así de simple, y no saben cuánto podrían aprender de la experiencia que da la cátedra de la vida y que no se consigue en ninguna aula.