LA RESILENCIA Y EL DOCENTE

BlogalaxiaLa resilencia en ámbito psicológico es definida como la capacidad de enfrentar y sobreponerse a las situaciones conflictivas que pone la vida y no sólo eso, sino también salir fortalecidos de ellas.

La pregunta a plantearse es: ¿porqué algunos niños pueden superar los traumas con menos dificultad que algún otro miembro de la familia que ha compartido la misma experiencia? o ¿porqué algunos maduran en esa sitaución, a pesar de encontrarse en desventaja?

Los niños que logran superar las adversidades poseen ciertas cualidad como son:
  • Confianza
  • Optimismo
  • Sentido de esperanza
  • Autoestima e independencia
  • Capacidad de experimentar emoción
  • Habilidades de imitación y
  • Competencia

Al respecto los estudios muestran que la mayoría de niños que respondió positivamente a la adversidad superándola estuvieron alguna vez en su vida en contacto con alguna persona que los escuchó, los valoró, los consideró, con la que, en suma, entablaron una relación positiva.

Es en este punto donde el rol del docente y de la escuela toma una importancia más que significativa. Lo puede hacer otorgando al alumno  un sentido de pertenencia,  estabilidad y continuidad. 

Los docentes, en su tarea cotidiana,  son referentes indudables y constructores  en el desarrollo  de la autoestima, confianza, autonomía e iniciativa del niño o joven estudiante. La comunidad educativa puede proporcionar un clima educativo abierto y de apoyo que favorezca el conocimiento de sí mismo, la autoconfianza y la capacidad necesaria para salir de situaciones conflictivas y/o dañinas.

Para construir la resilencia del alumno según Robert Blumpara, deben confluir los siguientes elementos:


Cuando se habla de sociedad se refiere a la sociedad como  instituciones encargadas de crear programas para promover la resilencia, y de hecho ella encontrará para ello su mejor aliada en la escuela.

Las actividades son aquellos lugares donde asiste el joven o el niño donde le den un sentido de pertenencia al grupo: colegios, clubes, parroquias, etc. 

Cada ser humano tiene todo un potencial interior que le permite hacer frente a las situaciones más extremas, es preciso ayudar al niño a sacar esa fuerza proporcionándole retos que pueda y deba superar. Educándole en la virtud, el valor principal. Dándole un sentido a su vida, tanto mejor si estos  motivos son trascendentales. Hacer entender que las situaciones difíciles nos pueden sumir en un  tiempo de luto pero en determinado momento el luto debe quitarse y seguir adelante con la mirada puesta en alto, más allá del sol, tanto mejor si esa mirada es puesta en el Creador del sol y todo lo demás.

Centrándonos en el papel del maestro, como decíamos en el artículo titulado el Decálogo del maestroEscucha a tus alumnos, siempre tienen algo que decir;  no los juzgues antes de tiempo. Escúchalos y encontrarán en ti un apoyo, en muchos casos tú serás su único apoyo, y te lo agradecerán por toda la vida.
(http://rocio-didaskein.blogspot.com/search?updated-max=2010-09-06T13%3A32%3A00-07%3A00&max-results=50):

Recalcamos: el profesor es el docente, el que imparte una materia, pero debe ser además el amigo, el guía y el consejero, y tal vez como decíamos en el parágrafo anterior, sea el único verdadero amigo de algún joven que atraviese momentos difíciles o provenga de un hogar conflictivo, y las más de las veces, esa ayuda que le preste le dará la suficiente confianza  para en seguir adelante y no dejarse vencer por la situación.


Cuán grande es la labor del docente, trasciende los libros y las clases, para penetrar también, siempre de modo positivo es obvio, otro tipo de influencia está de plano descartada,  en los corazones y las vidas de sus alumnos tal vez de un modo indeleble. Ojalá y así sea.

No hay comentarios: