INGALLS vs. SIMPSONS

BlogalaxiaHace algunas semanas escuché decir que la Familia Ingalls ya no encajaba en nuestra realidad por no mostrar el variopinto escenario en el que nos movemos día a día.



La familia Ingalls  (Little House on the PrairieLa Casa de la Pradera (título para España), Los Pioneros (en México), La Pequeña Casa de la Pradera (en Venezuela) o La Familia Ingalls (en América del Sur y Centroamérica) -transmitida aún por TCM en señal de cable- fue una adaptación para la televisión de los libros escritos por Laura Ingalls Wilder que narra sus recuerdos de infancia de finales del siglo XIX. La serie tuvo 9 temporadas y  mostraba la apacible vida, cargada por lo general de drama, con retoques cómicos de la vida los Ingalls en Walnut Grove, un pueblo de pocos habitantes, de los que destacan: Charles Ingalls y su familia, La familia Olsen, con la Sra. Harriet quien no puede con su genio y su  lengua afilada e Isaías un buen hombre, trabajador y rudo. 

La serie muestra además la ruda vida de campo no exenta de problemas familiares de los pioneros norteamericanos, como la ceguera de melissa, la adicción de Albert, hijo adoptado de los Ingalls; la pérdida en la nieve de varios niños etc. Muestra además a todo un pueblo que dominicalmente se reúne en la Iglesia, gente honesta, unida, con conciencia clara de lo bueno y de lo malo como lo muestran algunos de sus pasajes donde los actores saben pedir perdón, devolver lo ajeno sustraído, ser fieles a los compromisos matrimoniales, etc.

Los Simpsons son una familia de clase media norteamericana, con 22 temporadas a cuestas, que no sólo muestra la fidelidad inquebrantable de Marge a Homero, un inmaduro, bufón y alcohólico hombre, trabajador de una central nuclear y padre de tres hijos: Bart (un niño hiperactivo, cuyas travesuras nos roban no pocas  carcajadas y que dan más de un dolor de cabeza a la familia), Lisa, la niña aplicada y activista, aspirante a presidenta de los EEUU,  primer puesto en la primaria de Springfield,  pueblo imaginario donde se desarrolla toda la trama de la serie  y Maggie, la más pequeña del clan Simpson. 

La serie tiene además un corte político, ecologista y religioso.  A veces dejan al televidente pensando sobre esos temas. Hay otros personajes que  a veces ejercen un rol protagónico y que muestran otras realidades como son la realidad  gay, el consumo de marihuana, el divorcio, etc. En resumidas cuentas los Simpson  muestran una realidad totalmente opuesta a la que mostraban los Ingalls. Estos muestran un río turbulento, aquellos en remanso. 


De hecho los Ingalls, sinceramente, tal vez  "no encajan" dentro de los parámetros  de muchos niños, jóvenes y adultos a los cuales les parezca raro "ver" tanta "anormalidad", dentro de los parámetros que poseen, donde lo "normal" sería que un señor Nelson no soporte a una sra. Harriet y se separe de ella, donde una familia Ingalls no tenga más de dos niños, donde la gente vaya a la Iglesia para cuando nace y cuando muere, si es que van... etc. ¿Pero legitima esto decir que los Ingalls no encajan más en nuestra realidad? De hecho hay quienes piensan que el caos familiar y social -si es que lo quieren llamar caos- algunos lo consideran "progreso", en fin podríamos explayarnos mucho en esto, pero el punto es: ¿La familia Ingalls no encaja en nuestra realidad? Veamos: ¿No quisiéramos acaso que el índice de bulling disminuyese cuyas raíces son de hecho por problemas familiares? ¿No quisiéramos ver menos juventud devastada por las drogas, menos hogares destruidos por la violencia que a veces precede a la separación "por motivos irreconciliables"? ¿No quisiéramos por último que la niñez se vea menos golpeada por tanto desorden familiar? Entonces los Ingalls  tienen mucho que decirnos, aunque tal vez no nos den la receta perfecta, pero nos dicen de que cuando la tabla de valores es respetada todo lo demás viene por añadidura. Nos dicen que una vida inmune a los deleites del consumismo y de todos los "ismos" (liberalismo, relativismo...) puede proporcionar una vida serena en el ambiente en el que se encuentre.


Por tanto Los Ingalls no sólo encajan hoy, nos son necesarios.

Que eran pueblo chico. Sí.
Que no estaban sometidos a las presiones a las que hoy las familias y la sociedad en general están sometidas. Sí.
Que eran unos simples e iletrados colonos. Sí. No obstante desde esa vida sencilla qué inmenso entender había. Entendían que hay valores que se respetan, que los problemas no se solucionan a gritos, que la venganza no es el medio, que pedir perdón es de personas maduras y bien puestas en sus principios. 


Entonces ¿no encajan? Claro que sí. Nos enseñan que los valores se pueden vivir y que en el fondo es lo que el corazón humano anhela profundamente. 



1 comentario:

roberto_ossio@hotmail.com dijo...

Definitivamente SI , los Ingalls tienen aún mucho que decir, es una serie conservadora, pero que enseña sencillos valores que de a poco se van perdiendo y que las actuales series de televisión no transmiten , siendo sus únicas alternativas "realitys" donde lo más importante es el escándalo, la impostura y la desfachatez de personas que no tienen el menor asomo de mostrarse hasta de forma grotesca y obscena, exhibiendo lo peor de ellas.
Los Simpsons fueron graciosos hasta su Octava Temporada pero de allí , empezaron un lento e irremediable declive, más allá del humor y la sátira desgastados por haberse embotellado en los cliches de sus personajes, el programa a mi modesto criterio se encuentra totalmente desgastado, casi forzado.
La " Pequeña Casa en la Pradera " siempre será un clásico , por el innegable valor de sus moralejas y su caracter tan apegado a lo que en realidad muchos buscamos como realizable: Dios, Patria y Familia .