SALUD MENTAL

BlogalaxiaEl tema de la salud mental es  un tema muy en boga, respecto del cual se han escrito y se seguirán escribiendo cientos de libros generalmente de procedencia de la parte norte de nuestro continente, entre México y Canadá.

He leído uno que otro más por información que por otra cosa y noto que giran alrededor de lo mismo: lograr un sujeto sano mentalmente con la salud física que ello conlleva,  por ello son libros cuyo resultado, si se siguen al pie de la letra los consejos en ellos brindados es el de un sujeto feliz, pleno, con más o menos las siguientes características:

  • Buena autoestima.
  • Armonía con su entorno.
  • Amante de la naturaleza, de la soledad y el silencio (meditación trascendental o como se llame).
  • Equilibrio emocional.
  • Pensamientos positivos.
  • Portador de buenas vibras (sin dejar muy en claro que son en sí las famosas vibras).
  • Inteligencia interpersonal desarrollada.
  • Inteligencia intrapersonal igualmente desarrollada.
  • Energía vital.
  • Amante del deporte.
  • Alimentación sana.
  • Pensamientos ordenados, etc.
En fin, un superman o una mujer maravilla, o algo por el estilo. Tomo esto con algo de broma dado que aquí se está privilegiando un cierto tipo de personas: las física y mentalmente sanas. El ideal son ellas ¿y qué de aquellas que no llegaron al mundo con el paquete completo? Qué de aquel que no puede practicar algún deporte; qué de aquél  que si no está medicado no puede controlar el experimentar  emociones opuestas como son la euforia  y la depresión, por padecer de una enfermedad llamada bipolaridad con la cual nació; qué de aquél que no puede controlar sus ideas dado que éstas llueven sobre él si no toma las medicinas que el doctor le recetó cuando le diagnósticó esquizofrenia. 

¿Están estas personas privadas de adquirir algún día la ansiada salud mental tal y como la pintan estos ´bestsellers´? No me parece.  La solución tampoco está en decir que esos libros ofrecen la cura para todo,  pues hay que reconocer que existen casos de verdadera necesidad de intervención psiquiátrica con la consiguiente utilización de fármacos; se trata de dar al concepto de salud mental su adecuado significado.

Quien pueda gozar de toda la lista de cosas al inicio mostradas, bien; pero salud mental es sobre todo el estar bien con lo que la vida nos ha dado, con sus limitaciones y mutilaciones. Se trata de conformarse, acto muy heroico, y no de resignarse, acto muy cómodo. El resignado cuelga los brazos ante la realidad que le toca vivir; el que se conforma la recibe así como ella es y con lo que ella le ofrece sale adelante, cueste lo que cueste, viniere lo que viniere. 

Para asumir la vida da este modo, cuando esta, digamos, se olvidó de darnos todo completo, se requiere tener lo presentado al inicio y mucho más. Entonces ¿de qué salud mental hablamos?  Pienso que al  momento de hablar de salud mental es preciso tener bien claro el concepto, no sea que en un  aula de clase tildemos de mentalmente enfermo a un niño inquieto cuyo único pecado es ser niño, por citar uno de los tantos ejemplos que se podrían citar. 

No asumamos modelos creados para la venta, pisemos tierra y enseñemos a cada quien a saber asumir con gallardía lo que es y lo que tiene, sin envidias, sin complejos, con humildad -virtud fundamental-, con paciencia y con mucha, mucha fortaleza. 

Aclarados los términos: una muy buena salud mental para todos. 


No hay comentarios: