EL ACTO EDUCATIVO

BlogalaxiaTodo cuanto una madre hace por su hijo al educarlo está empapado del amor que ella siente hacia él y este amor la guía a hacer lo correcto, pues el amor, si es verdadero, va de la mano con la sabiduría que ella requiere para actuar acertadamente  en los distintos desafíos que la educación de los hijos le pondrá delante.

Al educar el aspecto afectivo es muy importante. El docente instruye pero también forma, dota al alumno de conocimientos prácticos pero también axiológicos; los primeros arrojan un resultado inmediato, los otros a largo plazo.

Para que la formación -no la instrucción- cale en el alumno es muy importante la parte afectiva. Si el alumno se deja querer y estima al profesor los valores que éste le transmita penetrarán más fácilmente en su mente y corazón.

Cuando el maestro propone al alumno valores a seguir y este los acepta con el corazón abierto, entonces y sólo entonces se da el verdadero acto educativo, el cual se da por el influjo positivo del maestro sobre el alumno y la acogida libre de éste de los valores que aquel le propone; por tanto es obvio que el buen ejemplo del profesor es elemental en la formación del educando y mucho más lo es el aspecto afectivo, si el alumno llega a apreciar al docente, este se convertirá en su guía y modelo. 

2Al docente como al jardinero, le corresponde regar siempre, de tal suerte que cada flor absorba el agua necesaria  a su naturaleza. En el tiempo todas las flores se abrirán  mostrando sus particularidades. Lo importante es regar. Puede ser por goteo, por aspersión, con manguera puesta en el jardín para que el agua fluya o con manguera de presión, con regadera o utilizando acueductos... La tarea  profunda de educar , que es incidir en el ser de la persona, obliga  al docente  simultáneamente a crecer como persona , de este modo allanará el camino plasmando huellas firmes para que los alumnos las sigan con seguridad y confianza." (Edistio Camere)

No hay comentarios: