¿QUÉ ES UNA ESCUELA MEJOR?

Blogalaxia El  tema de una escuela mejor va muy unida a la de la calidad de enseñanza. Esta última va muy unida a su vez a la mejora de la formación docente y al impacto que tenga la escuela en su ambiente: mejorándolo; empezando por los individuos que lo componen, por las familias y la sociedad.

En primer lugar para lograr  lo enunciado en el párrafo anterior es preciso señalar que la escuela necesita de una tabla de valores que represente además el nexo que una la escuela con la familia. Es importante que no exista un choque entre lo que se da en la escuela y lo que se recibe en casa,tal vez sirva mencionar que en este punto son   de suma eficacia las Escuelas de Padres.

En este contexto  juegan algún papel importante los medios materiales (entiéndase: material didáctico) que si bien juega un rol interesante   sin embargo lo más importante es convencer al profesorado y al alumnado de la necesidad de una mejora permanente, el primer síntoma   de que este objetivo se ha   logrado es tener familias contentas y esta satisfacción definirá al fin y al cabo la permanencia del colegio.

Aquí no hablamos de quimeras, es  posible una escuela mejor si  ella gira alrededor de la enseñanza de los valores, si docentes y alumnos están convencidos que hay que trabajar en ellos, si ello repercute en la familia y sobretodo en la sociedad, entonces la labor de la escuela se habrá enriquecido y será enriquecedora.

1 comentario:

clado dijo...

Me resulta difícil entender una escuela (por "toda escuela"), que no sea la calidad de la enseñanza que proporciona. Entendiendo que todo lo que ella entrega ES "enseñanza", suena extraño, por decirlo de alguna manera, que lo que la escuela da, "deba unirse" a otra cosa que deba agregarse al propio dar, para poder constituir así su calidad; incluso la relación que se tiene con los padres, las Escuelas para Padres, también es parte de la enseñanza que la escuela, o mejor dicho los profesores, entregan.
También llama la atención la afirmación que dice: "Es importante que no exista un choque entre lo que se da en la escuela y lo que se recibe en clase", porque simplemente NO ES POSIBLE entender que lo que se da en clases no sea algo que la escuela está entregando.
Creo entender el dilema que se debe superar cuando es necesario trabajar los problemas que la escuela y el profesorado tienen con las enseñanzas que están entregando, es decir cuando la escuela no esta haciendo lo debe hacer y el desafío está en hacerlo desde dentro de la escuela, entendiendo que la búsqueda de soluciones a los dilemas que tenemos los profesores es una cuestión propia y no de otros. Trato de decir que no es necesario salir y mirar la escuela desde afuera para buscar y decir PROFESIONALMENTE aquello que nos estamos haciendo bien.Creo que somos nosotros los que hacemos la escuela y mientras no entendamos eso, estaremos buscando argumentos que no hacen justicia a lo que realmente somos y hacemos. Si lo hacemos desde dentro de la escuela, es decir desde la "profesión de profesor" (que debemos seguir construyendo, por cierto), estaremos hablando nuestro lenguaje y también nos daremos cuenta cuando cuando este lenguaje no es tan nuestro.
La escuela es mejor si nosotros somos mejores en todo lo que hagamos y para eso debemos prepararnos. Los valores no están separados de nuestras materias; ellas en sí mismas son valiosas si sirven al desarrollo humano de los niños y jóvenes que son nuestros alumnos. Si nuestros alumnos son mejores, esto es lo que llegará al hogar y lo afectará positivamente, no cabe duda. Las Escuelas para Padres bien hechas es claro que ayudan a que las familias sean mejores, es decir valiosas, real y concretamente.
La profesión del pedagogo escolar no es un mito, sólo debemos trabajar en ella. Los invito a todos. Un abrazo,
Clado