AUTONOMÍA RACIONAL

Blogalaxia


Etimológicamente la palabra autonomía (de autos y nomos) significa el que se rige a sí mismo, quien se da a sí mismo una ley. Autonomía es pues sinónimo de autogobierno. En las cuestiones que son contingentes, o están abiertas a discusión, lo correcto de acuerdo con la dignidad del ser humano, que es una persona libre, es que cada uno pueda tomar la decisión que le parezca conveniente después de haber reflexionado sobre ella. Solamente uno mismo está capacitado para decidir sobre algunas cuestiones que afectan la vida personal, porque cada uno está en un posición privilegiada con respecto a sí mismo. 


De hecho hay una ley moral inmutable, que rige para todos, pero cómo aplicarla, cómo tomar la decisión adecuada en el aquí y ahora es algo que se debe aprender y a eso se le llama autonomía racional: la capacidad de tomar decisiones por uno mismo, sin someterse a los deseos de otros y buscando siempre en todo lo mejor para uno mismo. Pero no sólo en cuestiones morales sino en las cuestiones prácticas de la vida: "A veces habrá que obrar en contra de las inclinaciones espontáneas de los alumnos para hacerles capaces de adoptar y perspectiva más amplia. En último extremo, esto quiere decir que los educadores tienen, hasta cierto punto, licencia para forzar a los alumnos por algún tiempo  a hacer algo que ellos no desean como por ejemplo: aprender matemáticas, porque es algo necesario, para que luego puedan usarla autónomamente" ( María García Amilburu, Aprendiendo a ser humanos)


Lo importante es dotar al alumno de razones lógicas, en diversos ámbitos. El ideal de la racionalidad es que tan lejos como se  pueda, cada uno realice por sí mismo la labor de revisión crítica de su pensamiento. Sus convicciones deberán estar fundamentadas en razones, o al menos, la persona -en este caso el alumno- ha de tener una disposición para entender. 


Por último: una persona racional, no es un intelectual, sino alguien con quien se puede dialogar acerca de lo que piensa, y puede dar razones para justificar sus puntos de vista, sus afectos y sus actuaciones.


Ardua labor esta la del maestro, empecemos por nosotros mismos para que lograrlo en los alumnos nos resulte más fácil y familiar.

No hay comentarios: